¿EXISTE UN NACIONALISMO ESPAÑOL?

Parece, por la forma en que aparecen redactadas las noticias de los periódicos, que sólo existe nacionalismo cuando un pueblo es nación pero no estado. Sin embargo, ya comentamos que la mejor forma de definir nación es considerarla una conciencia colectiva imaginada socialmente. Entonces, no hay ninguna razón para pensar que un Estado no puede tener una Nación, y que ésta no pueda dar lugar a un nacionalismo, como movimiento derivado.

Partiendo desde este concepto de nación, ¿es posible definir un nacionalismo español, es decir, un nacionalismo ligado a una nación española? ¿En que  medida este nacionalismo, de existir, se identifica con el Estado español? ¿Es factible la co-existencia de nacionalismos diferentes bajo el mismo estado? Continuar leyendo “¿EXISTE UN NACIONALISMO ESPAÑOL?”

LA NACIÓN ¿ESA GRAN DESCONOCIDA? (II)

Continuando con los interrogantes del post anterior  aún no he definido qué es una nación.

La nación es pueblo y el pueblo forma la nación. ¿Es lo mismo pueblo que nación? Si es lo mismo, podremos estar satisfechos si definimos “pueblo”. ¿Quién es el pueblo español¿ O el pueblo canario? Los que tienen la nacionalidad, los que viven aquí, los que hablan la misma lengua y comparten la misma cultura (o la misma religión)… Continuar leyendo “LA NACIÓN ¿ESA GRAN DESCONOCIDA? (II)”

LA NACIÓN ¿ESA GRAN DESCONOCIDA? (I)

En los dos post anteriores he planteado elementos que nos invitan a sentirnos parte de un colectivo, más grande que el de las personas cercanas. También el modo en que los conceptos de identidad y tradición pueden ser manipulados para conseguir que nos sintamos parte de colectivos imaginados, como dice Benedict Anderson. Pero, cuando el problema se centra en justificar nuestras acciones y opiniones (políticas, ideológicas) porque nos consideramos “nación”, sería muy importante que tuviéramos claro que significa ese término.

Una nación ¿es un estado? ¿Es un territorio? ¿Es un grupo de personas que comparten etnia o cultura o idioma? ¿Es solamente la expresión política de un sentimiento de pertenencia excluyente (soy esto y no soy lo otro)?

Pongamos un ejemplo curioso sobre la dificultad de encontrar una definición clara de nación: la ONU (Organización de Naciones Unidas) sólo admites estados como socios. ¿Podemos decir que nación es igual a estado? Porque en ese caso nadie puede definirse como nación si previamente no tiene estado, o lo que es mismo, no puedo esgrimir la justificación de ser nación para pedir ser estado (puesto que la condición es posterior a la consecuencia). Pudiérase argüir que toda nación tiene que ser obligatoriamente estado, y que la ONU solo se llama así en virtud de una ideología utópica en la que espera que, en el futuro, todo estado sea representación de una sola nación. Pero parece mucha utopía para un organismo político.

Otra pregunta que nos puede rondar: si la nación(=estado) se define por una cultura y un idioma concreto ¿cómo pueden los belgas convivir en un solo estado, con dos idiomas y dos culturas claramente diferentes? O, lo que es lo mismo, ¿cómo es que los hablantes de lengua inglesa tienen tantos estados diferentes? O ¿por qué Mónaco es un estado si comparte cultura, idioma y hasta alguna institución con Francia? O es que, como vimos previamente, aunque el idioma sea el mismo, ¿podemos definir culturas diferentes? Entonces, ¿cultura no es lo mismo que idioma compartido? Continuar leyendo “LA NACIÓN ¿ESA GRAN DESCONOCIDA? (I)”

LA TRADICIÓN CULTURAL COMO BASE DE LA NACIÓN.

Cómo hemos visto en la entrada anterior, existe un proceso, casi siempre inconsciente, por el que se construye la identidad, individual  y colectiva. Pero también existen modos conscientes y voluntarios de fomentar la creación de una identidad colectiva. En el contexto de la idea foucaldiana de que la identidad es un modo de control por el poder, podemos suponer que el poder debe tener sus propias herramientas para conformarla. Una de estas herramientas es la tradición. Las tradiciones dan forma a la cultura de un grupo, proporcionando elementos de identificación comunes.

Que todas las tradiciones son inventadas no es un concepto complejo de comprender. En algún momento se inició el comportamiento que hoy llamamos tradición, y alguien o muchos se encargaron de darle valor de continuidad para constituirlos como tradiciones. Lo que convierte a un comportamiento en tradición es la aceptación de su valor por todo el colectivo. Las tradiciones pueden ser muy actuales o muy antiguas, pero no son naturales y, por tanto, no podemos considerarlas neutrales. Están cargadas de valor simbólico y su significado puede estar ligado a una intencionalidad, a la imposición de determinados significados culturales, de creencias o de valores, que conforman el modo en que una comunidad se comporta. Continuar leyendo “LA TRADICIÓN CULTURAL COMO BASE DE LA NACIÓN.”

IDENTIDAD NACIONAL, PERO ¿QUÉ ES IDENTIDAD?

¿Identidad? ¿Identidad nacional? ¿Nacionalismo? ¿Soberanía? ¿Nación? ¿Independencia? ¿Diferencias irreconciliables entre pueblos? ¿El divorcio  de las naciones?

Múltiples palabras que aparecen día a día en los medios de comunicación, en las conversaciones del bar, salpicadas por las emociones, a veces un poco violentas, de quienes se sienten ofendidos por las opiniones del que consideran enfrentado. Pero ¿sabemos de qué hablamos? ¿Hablamos de lo mismo? El lenguaje es una herramienta simbólica por lo que, para ser útil en el intercambio entre personas, debe avenirse a un consenso en cuanto a sus significado. Si no tenemos claro que nuestras palabras signifiquen lo mismo, ¿cómo podemos llegar a acuerdos?

El concepto de identidad tiene mucho que ver con la filosofía. No en vano, si preguntáramos a cualquiera cuáles son las grandes preguntas de la filosofía es más que probable que nos contestara las siguientes: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?

La cuestión es, que en la historia y tradición de la filosofía occidental, “ser” implica también “no ser“. Sólo se puede “ser” de una manera, que excluye “ser” de otra. No hay posibilidad para la pluralidad ni para la alteridad. No puedo ser muchas cosas a la vez, ni ser cosas contrarias al mismo tiempo. Si no puedo ser pluralidad, soy unidad. Si no puedo ser alteridad, soy identidad. Y aunque Platón nos perdonó la obligación de ser identidad cuando nos movemos en el mundo sensible, también nos explicó que ese mundo sensible es sólo una frágil imitación del mundo de las ideas. Y en las Ideas no es posible la alteridad, las Ideas tienen una única identidad. Continuar leyendo “IDENTIDAD NACIONAL, PERO ¿QUÉ ES IDENTIDAD?”

Blogs, blogs, blogs…blogueando

Reflexionar sobre los blogs desde un blog es, cuando menos, una forma de dejar claro que la subjetividad forma parte activa de nuestras producciones. Y aunque estas reflexiones se construyen a partir de dos documentos básicos (citados más abajo), no puedo dejar de declarar mi conflicto de interés al hacerlas: “¡yo también tengo un blog!

En fin, los documentos que actúan como referente bibliográfico de esta entrada son:
–   Bruguera, Enric. Los Blogs. Barcelona: Editorial UOC, 2007.
Martí Oriol, Mertixell. «Weblogs. Diarios personales digitales.» En Escrituras Hipertextuales. Material Docente UOC, de Campàs Montaner y Martí Oriol, Meritxell. Barcelona: FUOC, 2010.

¿Son los blogs una nueva forma de escritura o sólo son una traducción tecnológica de las mismas formas de escritura preexistentes? Decir que el fenómeno blog tiene luces y sombras, como todo fenómeno,  puede parecer una perogrullada pero realmente existen personas que sólo ven unas u otras, por lo que no está de más mencionarlo. Las cuestiones a responder son muchas, pero las más importantes al principio son: ¿Qué es un blog? ¿En qué medida constituye un nuevo fenómeno cultural? ¿Cuál es el lenguaje de los blogs? Continuar leyendo “Blogs, blogs, blogs…blogueando”

Literatura e Hipertexto

El texto de Carlos Moreno (Literatura e Hipertexto) es complejo y extenso en lo que se refiere al análisis de la hipertextualidad en relación con la literatura. Tanto desde la perspectiva teórica hasta la investigación.
En primer lugar analiza la aparición de la Literatura como concepto, en el siglo XIX, como el momento en que el hipertexto se convierte simplemente en texto. ¿Por qué? Para el autor, los escritos previos a este momento mantienen una vida de tipo hipermedial, es decir, existen en tanto en cuanto existen para la lectura oral, el recitado, en muchos casos (pensemos en las obras griegas o en los romances medievales) para ser cantados, representados, etc. Por lo tanto la relación de los textos con el lenguaje de su época era hipertextual, en el sentido que el texto no se limitaba a sí mismo sino que se ponían en relación con otros medios.  Sólo cuando empiezan a definirse los cánones literarios, los textos se convierten en obras independientes que existen por y para sí mismas, que son reducidas a lo textual.

Continuar leyendo “Literatura e Hipertexto”

Literatura e internet: nuevas propuestas en un mundo hipertextual.

Analizada la cuestión de la emergencia de un nuevo lenguaje en relación con internet y los nuevos medios de comunicación toca ahora hablar de la emergencia de nuevas formas de literatura, en la convicción de que la literatura constituye el modo más elevado de utilizar el lenguaje. Pero internet y la web no solo nos aportan un nuevo lenguaje, sino que además modifican el medio, y como ya sabemos el medio modifica el mensaje. ¿Cuál es el impacto que este nuevo medio tiene o tendrá en nuestra idea de la literatura?

Continuar leyendo “Literatura e internet: nuevas propuestas en un mundo hipertextual.”

El lenguaje de Internet

“Si internet es una revolución será probablemente una revolución lingüística”

Lenguaje e Internet . David Crystal 

 En “El lenguaje e Internet” (Crystal D. Anormi, Madrid 2002. ISBN: 84 8323 256 1), David Crystal, lingüista de reconocido prestigio, hace un recorrido por las características del lenguaje que surge en la red, en un proceso que él mismo define como de descubrimiento y aprendizaje. Aunque el libro está escrito en 2001 y mucho ha llovido desde entonces en la evolución rápida de las nuevas tecnologías de la comunicación y en internet en particular, las ideas que presenta nos permiten reflexionar sobre el uso que damos al lenguaje en internet. Hay que tener en cuenta que Crystal analiza el efecto en el lenguaje inglés, pero, como también refiere, no hay motivos para pensar que no se esté produciendo un proceso similar en otros idiomas, especialmente en la medida en que su presencia aumenta exponencialmente en la red.

Para poder decir que internet supone la aparición de un nuevo lenguaje hay que analizar una serie de rasgos: gráficos, ortográfico, gramaticales, léxicos y discursivos. Y siempre hay que tener presente que internet es, ante todo, textual. Aunque en el momento actual, hay un incremento muy importatne de la presencia de la voz en relación con sistemas de comunicación (tipo Skype…), podcast, youtube, etc. que cambian el espectro de análisis que nos deja Crystal en su obra.

Continuar leyendo “El lenguaje de Internet”

Discurso de transmisión de conocimientos. Papel del hipertexto

Ideas extraídas del artículo siguiente (aunque yo he usado una versión en papel, aquí lo tenéis en formato hipertextual, como corresponde al tema):
Séré, Arlette. «El documento hipertexto en el discurso de la transmisión de conocimientos». Estudios de lingüística del español; 2006: Vol.: 24 Nuevos géneros discursivos : los textos electrónicos (2010). http://www.raco.cat/index.php/Elies/article/view/195642/262265.

Séré, en este artículo, reflexiona sobre la posibilidad de que el hipertexto pueda constituir una verdadera novedad dentro del espectro de los documentos que tienen como ser el discurso de transmisión de conocimientos. Para ello no analiza el componente textual sino el paratextual,   dado que es éste último el que facilita la lectura y compresión de un texto, lo que se ha dado en llamar el “umbral del texto”. Lo cierto es que el paratexto es lo que nos permite determinar el género de un documento.

Continuar leyendo “Discurso de transmisión de conocimientos. Papel del hipertexto”