Jornadas de Medicina Narrativa (III). Enseñar “Close Reading” y Escritura Creativa en las Facultades de Medicina

En cada tramo de presentaciones hay tantas sesiones simultáneas que es complicado decidir a cuál acudir. Al final me decidí por la titulada: Teaching Close Reading and Creative Writing in Health Care Schools I. Sobre lo que es “escritura creativa” no creo que deba añadir nada, sobre lo que significa “Close reading” tendré que hacer una entrada completa porque es un concepto de crítica literaria que casi no tiene una traducción oficial al castellano y que, al menos a mí, no me enseñó nadie en las clases de lengua y literatura. Pero como es fundamental para disponer de todas las herramientas de la Medicina Narrativa, ya os lo contaré con más detalle.

Hubieron cuatro presentaciones. Resumo la idea de cada una:

– De Cunto et al.  Talleres de Medicina Narrativa como estrategia formativa en el currículo pedíatrico. Se trata del Grupo Argentino de Medicina Narrativa y de su experiencia con alumnos de la asignatura de Pediatría en el Hospital Italiano de buenos Aires, Argentina. Nos contaron las tres estrategias que usan: un curso taller con dos sesiones en las que se introduce la escritura reflexiva a partir de las experiencias de los alumnos; un taller en el que usan narrativa gráfica (una narración gráfica de dos autores españoles, Duran y Bou) y fotografías del prpio lugar de trabajo para generar la reflexión (siempre escrita), y un análisis de contenido de las narraciones de los alumnos mientras hacen su rotación pediátrica. Lo más interesante es que han conseguido introducir la escritura reflexiva y la Medicina Narrativa en el programa de formación de los alumnos. Hay que añadir que este grupo es de los pocos que tiene publicaciones en castellano sobre el tema.

– Goupy et al: Revisando el desarrollo curricular de la medicina narrativa en PAris-Descartes. El profesor Goupy nos contó cómo han pasado de tener una asignatura de libre elección en el segundo año clínico a ser obligatoria para todos los alumnos en este curso. A la vez lo han diseñado como un ensayo aleatorizado para evaluar el impacto de cuatro técnicas diferentes en la satisfacción de los alumnos, la satisfacción de los pacientes y el nivel de empatía. Todo un trabajo del que espero que en poco tiempo podamos tener toda la información, porque es realmente interesante. Se puede leer sobre el proyecto en este artículo.

– MacDonald: Close Reading en el encuentro clínico. Neuróloga y tutora de estudiantes, ha analizado más de 100 consultas propias para descubrir donde se encuentra el quid de la definición de consulta difícil ( o de paciente con una “histoira pobre”). Un ejemplo de trabajo reflexivo sobre su propia práctica que le ha servido para transmitir mejor a los estudiantes qué es lo que ocurre en esas consultas dificiles con el fin de que no se sientan atrapados y puedan ser de utilidad a los pacientes.

– Reis, Wald, et al. Escritura reflexiva intectiva de estudiantes de medicina a dos lados del Atlántico: una ya establecida y otra nueva. Hedy Wald, Brown University (EEUU), que tiene muchos artículos sobre el tema nos contó el modo en que desarrollan los seminarios de escritura relfexiva y como han implementado el programa utilizando dos sistemas de valoración de las narraciones: REFLECT y BEGAN. El sistema utiliza un mix de escritura reflexiva de los alumnos y un feedback de los mentores de esos alumnos con el fin de que avancen. Reis nos contó como están comenzando en una nueva facultad de medicina en Galilea, Israel, integrando la escritura reflexiva a todos los niveles, las dificultades para hacerlo desde los profesores y los alumnos, y las satisfacciones recibidas.

En resumen, se puede integrar la Medicina Narrativa en el curriculo universitario. Me queda por responder a ¿se puede integrar en un contexto rígido como la universidad española? ¿Qué se puede sacar de estas experiencias para aplicarlo a la formación continuada de profesionales de la medicina? El objetivo es Humanizar la Atención Sanitaria por medio  de los profesionales  y no mediante el recurso a bonitos edificios, personal de información (los chaquetas verdes del SCS), los carteles detallados o los regalos/información de bienvenida/despedida de los hospitales (que no digo que sobre, pero que no bastan).

4 respuestas a «Jornadas de Medicina Narrativa (III). Enseñar “Close Reading” y Escritura Creativa en las Facultades de Medicina»

  1. Mariola, excelente reseña de las Jornadas de Medicina narrativa. Me alegra haber tenido la oportunidad de conocerte y de compartir esas jornadas contigo.
    Concuerdo en que tenemos que profundizar nuestras habilidades de comunicación y desarrollar nuestras capacidades narrativas como médicos para poder acercarnos a la experiencia de nuestros pacientes y estar abbiertos a las historias que nos ofrecen.
    Carmen (reumatologa pediatra) Buenos Aires, Argentina

    1. Muchas gracias. Aún me quedan algnas sesiones que comentar. Estoy en ello.
      También para mí ha sido un placer entrar en contacto contigo, el “charco” no parece tan grande de esta manera. Espero que sigamos colaborando en este apasionante mundo de la Medicina Narrativa

  2. ufff, para mi fue tb potentisimo el congreso… y tb potente la perspectiva de empezar a meter de a poco la narrativa en la Universidad aqui en Chile.
    saludos, y feliz año!!!!

    1. Para mí lo más impresionante fue ver la gran cantidad de personas que están trabajando en todas las diferentes posibilidades de la medicina narrativa. Aunqeu me quedó claro que todos habían empezado poco a poco, lo que me da ánimos.
      ¡Feliz año también para ti!

Los comentarios están cerrados.