¿EXISTE UN NACIONALISMO ESPAÑOL?

Parece, por la forma en que aparecen redactadas las noticias de los periódicos, que sólo existe nacionalismo cuando un pueblo es nación pero no estado. Sin embargo, ya comentamos que la mejor forma de definir nación es considerarla una conciencia colectiva imaginada socialmente. Entonces, no hay ninguna razón para pensar que un Estado no puede tener una Nación, y que ésta no pueda dar lugar a un nacionalismo, como movimiento derivado.

Partiendo desde este concepto de nación, ¿es posible definir un nacionalismo español, es decir, un nacionalismo ligado a una nación española? ¿En que  medida este nacionalismo, de existir, se identifica con el Estado español? ¿Es factible la co-existencia de nacionalismos diferentes bajo el mismo estado? Sigue leyendo

LA NACIÓN ¿ESA GRAN DESCONOCIDA? (II)

Continuando con los interrogantes del post anterior  aún no he definido qué es una nación.

La nación es pueblo y el pueblo forma la nación. ¿Es lo mismo pueblo que nación? Si es lo mismo, podremos estar satisfechos si definimos “pueblo”. ¿Quién es el pueblo español¿ O el pueblo canario? Los que tienen la nacionalidad, los que viven aquí, los que hablan la misma lengua y comparten la misma cultura (o la misma religión)… Sigue leyendo

IDENTIDAD NACIONAL, PERO ¿QUÉ ES IDENTIDAD?

¿Identidad? ¿Identidad nacional? ¿Nacionalismo? ¿Soberanía? ¿Nación? ¿Independencia? ¿Diferencias irreconciliables entre pueblos? ¿El divorcio  de las naciones?

Múltiples palabras que aparecen día a día en los medios de comunicación, en las conversaciones del bar, salpicadas por las emociones, a veces un poco violentas, de quienes se sienten ofendidos por las opiniones del que consideran enfrentado. Pero ¿sabemos de qué hablamos? ¿Hablamos de lo mismo? El lenguaje es una herramienta simbólica por lo que, para ser útil en el intercambio entre personas, debe avenirse a un consenso en cuanto a sus significado. Si no tenemos claro que nuestras palabras signifiquen lo mismo, ¿cómo podemos llegar a acuerdos?

El concepto de identidad tiene mucho que ver con la filosofía. No en vano, si preguntáramos a cualquiera cuáles son las grandes preguntas de la filosofía es más que probable que nos contestara las siguientes: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?

La cuestión es, que en la historia y tradición de la filosofía occidental, “ser” implica también “no ser“. Sólo se puede “ser” de una manera, que excluye “ser” de otra. No hay posibilidad para la pluralidad ni para la alteridad. No puedo ser muchas cosas a la vez, ni ser cosas contrarias al mismo tiempo. Si no puedo ser pluralidad, soy unidad. Si no puedo ser alteridad, soy identidad. Y aunque Platón nos perdonó la obligación de ser identidad cuando nos movemos en el mundo sensible, también nos explicó que ese mundo sensible es sólo una frágil imitación del mundo de las ideas. Y en las Ideas no es posible la alteridad, las Ideas tienen una única identidad. Sigue leyendo