¿Puedo fiarme de la Wikipedia?

No voy a contestar a esta pregunta, ya hay mucho escrito en la web sobre ello y creo que, independientemente de estudios y opiniones de expertos, cada persona tiene su propia opinión formada. Es una forma de fe o ateísmo, unos dicen “yo, sí” y otros “yo, nunca”. Para opinar sobre la Wikipedia lo primero es saber qué es y cómo ha evolucionado.
Según la propia Wikipedia, se trata de “una enciclopedia libre que todos pueden editar”. Es, por tanto, la realización de uno de los sueños de los teóricos de internet: el conocimiento puesto en democracia, todos aportan, todos reciben, conocimiento construido en comunidad. Y, por supuesto, el terror de quienes opinan que el conocimiento es una especie de don que es otorgado a unos pocos expertos y que éstos ponen al servicio de la humanidad.

La primera cuestión es ¿la fiabilidad del conocimiento depende de las personas que lo comparten? Pues me parece que sí. El conocimiento se construye en las personas (en sus cerebros, para ser exactos) a partir de la información que se recibe y por medio de un proceso de reflexión (podéis leer esta otra entrada).
Sigue leyendo

Compartir el conocimiento

“Ki Deus a duné escïence
E de parler bon’ eloquence
Ne s’en deit taisir ne celer,
ainz se deit volunters mustrer” (Lais. Marie de France. Introducción)

Lo que viene a significar, según la traducción de Carlos Alvar, en Lais de Maria de Francia: ” A quien Dios ha dado sabiduría y buena elocuencia para hablar no debe callarse ni esconderse, sino que debe mostrarlo con agrado”

Pensemos que esta introducción fue escrita en el siglo XII, entre los años 1160 y 1180, por la primera mujer escritora de la que se tiene conocimiento en la Literatura Europea. Si intentamos hacer una actualización a nuestro momento histórico, mi reflexión me conduce al compromiso de compartir lo aprendido.

Tal vez hoy no debamos decir que Dios concede la inteligencia, pues no está de actualidad, pero sí podemos afirmar que algunos hemos tenido la suerte de acceder al sistema educativo, a diferentes fuentes de aprendizaje y conocimiento, y tenemos experiencias singulares. Compartir todo esto con los demás es una obligación, para permitir que el conocimiento crezca a partir del diálogo y la reflexión.

Ahora, como nunca, disponemos de los medios para difundir y compartir. María de Francia tuvo poco más que la posibilidad de producir unos pocos manuscritos, en los que dejó plasmados en escritura lo que hasta entonces era conocimiento oral, el de las leyendas bretonas. Además, puso en valor la lengua provenzal, más allá de usar el latín, como hacían las clases cultas, permitiendo el acceso al conocimiento a aquellos que no conocían esa lengua. Y se puede decir que protagonizó el inicio de la literatura en francés.

A nosotros nos toca seguir abriendo camino, poniendo el conocimiento al alcance de todos. E intentando traducir lo que la medicina presenta en un lenguaje para iniciados a todos los que pudieran estar interesados en ello.

Como podeis ver, del estudio de materias en principio nada relacionadas con la medicina se puede extraer conocimiento útil para todos. Y, sobre todo, reflexión.